Ads Top

Rabinos: Jesús tuvo un justo juicio, murió colgado y lapidado en Pascua

ahorcado, colgado, muerte, jesús, judío, yeshú, yeshú
Pixabay

Por Roger Casco Herrera

Uno de los relatos talmúdicos (escritos extrabíblicos rabínicos) relacionado con Yeshú (es decir Jesús de Nazaret para el Judaísmo), revela interesantes datos acerca de la supuesta forma de su muerte.

Una baraita (relatos no incluidos en la Mishná), Sanedrín 43a del manuscrito de Münich que pertenece al Dikduké Sofrim contradice los acontecimientos y hechos que nos enseñan los Evangelios Sinópticos y el Evangelio de Juan.

Según la fuente rabínica, Yeshú murió colgado y lapidado, no crucificado. Contradiciendo exactamente los relatos que ofrecen los Evangelios de un juicio apresurado y tramposo por parte del Sanedrín, y asegurando que Jesús/Yeshú sí gozó de un justo juicio -pese a no tener derecho alguno de apelación-, cita la fuente, que un heraldo durante cuarenta días previos al juicio recorrió todo Israel en busca de alguien que supiera algo para defender a Yeshú o abogara por él; pero, no se encontró nada ni nadie por lo que fue colgado y lapidado en la víspera de la Pascua en la víspera de un shabat.


Los expertos en el Talmud encuentran a Jesús de Nazaret (Yeshú) como un hombre seductor que obraba en milagros y maravillas haciendo uso de la hechicería, que llevó a multitudes en Israel a apostatar su fe en el Judaísmo.

De hecho, el Evangelio de Mateo (12:24) reconoce parte de ello: "Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios". (RVR1960)

Los talmúdicos reconocen que la muerte de Yeshú (Jesús) ocurrió bajo las órdenes del Sanedrín de Israel según su sistema legal, y no por mano de los romanos en la crucifixión.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.